Redes Sociales
Clasificaciones
Las "Otras noticias"

Un ejemplo de superación de Gallegos

Los Ourensanos estamos confinados en nuestras casas desde hace ya un mes, algunos ponen mala cara, pero otros no.

Nos hemos encontrado una noticia que realmente resalta esta situación y la manera de poder llevarla pues es extrema, casi lo mas posible si cabe. Una familia, los Cuadrado Dorrio tienen 12 hijos y en una casa de 180 metros cuadrados, algo mas de un piso normal conviven 14 personas.

Como conseguirán poder llevarlo a cabo. Os lo contamos de manera escueta, en un vídeo por cierto que refleja esta situación. Por cierto son Gallegos de nuestra tierra.

Un ejemplo de superación, sin lugar a dudas.

A primera hora de la mañana, a las ocho, el grupo de las hermanas mayores organiza clase de zumba, la cual repiten a las diez para los más dormilones. A las nueve es el desayuno, todos juntos, luego cada uno hace su cama, organiza la habitación y realizan tareas del colegio, del instituto o la universidad dependiendo de la edad.

Después de comer se plantan todos frente al televisor y ven una película que han acordado durante el desayuno. Ya han visto «Jumaji», «Mucho ruido y pocas nueces» y «The family man», entre otras. La tarde la dedican a juegos de mesa.

Aunque ninguno de los 12 es muy quejica, lo cierto es que las mayores, Carmen y Lucía, de 21 y 20 años, respectivamente, son las que peor llevan el confinamiento. Están muy centradas en sus estudios, la primogénita cursa Humanidades y, la segunda, Medicina, pero «echan mucho de menos estar con sus novios, ya se sabe, a esas edades se tiene una visión muy romántica de las relaciones, así que están enganchadas a las videollamadas, esto parece Hogwarts, donde todos los cuadros hablan», ironiza Mar.

Luego está Isabel, de 12, que tiene el encargo de recopilar los deberes de los más pequeños, ya que en el colegio les han puesto plataformas digitales y a Mar y Javier les resulta más complejo adentrarse en las particularidades de cada «teleasignatura». Así que es la «supervisora» oficial. Y, como es de imaginar, las anécdotas que les ocurren a diario les daría para escribir una nueva versión de «La gran familia». «El otro día, Álvaro, de 4 años, estaba diciendo que cuándo llegaban los Reyes Magos, y es que, el pobre, como estamos todo el rato en casa al igual que en vacaciones de Navidad, pensaba que los regalos aparecerían de un momento a otro.

Esta madre y escritora reconoce que ahora lo lleva bien, pero que la primera semana fue muy dura: «No daba crédito a lo que estaba pasando, no creía que pudiera ser real. Todo me abrumaba, estaba agobiada...

Sinceramente, no estuve a la altura. Pero luego ya cambié el chip y me dije: ‘‘Venga, vamos a hacer cosas originales, a aprovechar para hacer meriendas ricas, a disfrutar de la compañía..’’ Así que cogí el toro por los cuernos, di gracias porque estábamos sanos y a disfrutar».


Patrocinadores
Entrevistas
Equipos de base
Horarios de entrenamiento