Redes Sociales
Clasificaciones
Las "Otras noticias"

Los cambios que hubiese habido

April 9, 2020

Una noticia anecdótica por las circunstancias actuales pero lo cierto es que en la próxima temporada se avecinaban grandes cambios en el reglamento.

 El pasado mes de febrero la Internacional Football Asociation Board (IFAB) aprobaba unas nuevas normas que en teoría a partir del 1 de julio iban a entrar en juego.

 

Son normas para favorecer el aspecto ofensivo sobretodo al cambiar de manera grande el fuera de juego y de las manos sobretodo.

 

También se hablo de medidas para solucionar las protestas masivas a los árbitros, linieres e incluso el cuarto arbitro que en momentos de partidos puntuales se veían rodeados por estos jugadores, lo que hacia que sufriese mucho el arbitro.

 

El fuera de Juego.
Actualmente, las revisiones del VAR no permiten que ni siquiera un dedo del pie o una axila esté fuera de juego. Pero lo Wenger quiere instalar es que a partir de la nueva regla un jugador quede habilitado si alguna parte de su cuerpo con la que pueda marcar un gol está en línea con el último defensor.

“No estarás fuera de juego si alguna parte del cuerpo que puede marcar un gol está en líneacon el último defensor, incluso si otras partes del cuerpo están por delante. Ya no habrá decisiones por milímetros”, comentó el ex estratega francés, quien con su nuevo trabajo en la FIFA también influencia directa en el International Board (IFAB), el organismo que gestionar las reglas del fútbol.

 

 

Las manos

 La IFAB quiere dejar claro que lo que se considera como mano es todo aquel balón que toque por debajo de la axila.

 A partir de ahí llegan las interpretaciones que también han recibido un nuevo reordenamiento. 'Si un jugador toca de manera fortuita el balón con la mano, solo será considerado infracción en caso de que la jugada acabe en gol o en ocasión manifiesta de gol. Si la jugada se prolonga y son varios los toques, la mano no se considerará falta'.

 

 

Penaltis
 Si el guardameta infringiera las reglas en el momento de lanzarse un tiro de penalti y el balón no entrara en la portería o rebotara en el larguero o en los postes, no se sancionará al guardameta a menos que su acción influyera claramente en el ejecutor de la pena máxima.

 


La mayoría de los casos en los que el portero se adelanta son resultado de un fallo a la hora de anticiparse al momento del golpeo del balón. Por esta razón, no se le amonestará tras la primera infracción, sino únicamente en caso de reincidencia tanto si se repitiera el penal como en los tiros posteriores.

 

Si tanto guardameta como lanzador cometieran una infracción simultáneamente (circunstancia muy improbable), se entiende que la infracción del primero suele estar causada por una finta antirreglamentaria del segundo, por lo que se sancionaría al ejecutor.

 

En las tandas de penaltis no se tendrán en cuenta las amonestaciones recibidas durante el partido.

 

Please reload

Patrocinadores
Entrevistas
Equipos de base
Horarios de entrenamiento