Redes Sociales
Clasificaciones
Las "Otras noticias"

Defender lo "indefendible"

November 12, 2019

Recientemente han salido varias noticias sobre diversas goleadas en el futbol base siendo muy críticos sobre los ganadores.

 La Federación Gallega ya ha quitado la tabla de goleadores e incluso en sus actas ya no ponen los goles solo el resultado. En categorías Prebenjamín de futbol sala ha dado un paso más al dividir los partidos en cuatro cuartos en donde cada victoria en ese cuarto sea por el resultado que sea valga un gol, de esta manera los equipos ven como los goles dan igual pues solo vale el que te la ventaja, el resto ya no cuentan.

 

También hace que las competiciones tengan una primera fase y una segunda fase con el objetivo de igualar las competiciones y de ese modo evitar las goleadas que se producían antaño.

 

También podemos ver como en partidos con diferencias muy abultadas los entrenadores del equipo superior mandan a sus jugadores modificar el juego.

 Tocar todo el equipo, no se pude tirar, defender en su propia área, con el fin de no conseguir goles.

 

Después de ello suelen ser alabados en las redes sociales por ello y si no lo hacen se exponen a salir en los medios de comunicación o en las redes sociales del club que encajo la derrota abultada.

 

Con todas estas premisas, está claro que el posicionamiento de búsqueda de evitar goleadas esta fuera de todo duda y la presión social por ello es grande, sin embargo os vamos a dejar dos artículos de dos psicólogos deportivos de renombre para tener la otra cara de la moneda para que los que leáis el articulo tengáis las dos partes de esta situación y poder opinar. No tienen desperdicio, la verdad.

 

No olvidéis que defienden lo políticamente incorrecto, por eso la titulación académica que hace no sean dilipendiados al defender estas tesis tan mal vistas. Posiblemente pese a ello, lo sean igualmente.

 

 

 

Ni encubrir ni mofarse.
Por Manuel Fernández Blanco (psicólogo clínico de la Universidad de la salud mental infantil-juvenil del Chouc).

 

Falsear un partido de futbol y encubrir la realidad, o la diferencia notable entre la capacidad del juego de un equipo y otro, no es una buena educación para la vida. Todos tenemos que aprender, desde niños ya a manejarnos con nuestros límites para conocer mejor nuestras habilidades.

 
Las capacidades hacen que seamos diversos. Los niños son inteligentes y saben que una actitud excesivamente protectora es irreal y puede tener su reverso. Pueden llegar a pensar que son tan malos que por paternalismo se esconde el resultado. No debemos decidir cuál es el bien del niño en esa situación. Si quieren seguir jugando, siendo conscientes de que su nivel es inferior al de otros, es una actitud completamente respetable.

 

Dicho esto, hay que evitar; y esa es la obligación del entrenador y padres;  que, en una situación de diferencia notable eso se convierta en objeto de burla, dentro o fuera del terreno de juego. El alarde, en una situación de desigualdad manifiesta, es indigno de quien lo hace. Alguien que en una situación clara de superioridad, presume de ella da muestras de un comportamiento éticamente reprobable.

 

 

 

 

El papel del entrenador
Por Toni Ardá (psicólogo de deportes en la Universidad da Coruña)

 

No conozco a ningún niño que después de perder por goleada no quiera ir a jugar el domingo siguiente, con esa idea resumo mi opinión sobre el manido tema de los abultados marcadores en el futbol base.

 

No creo que esos niños no duerman esa noche, que sufran de estrés o falta de autoestima, ni mucho menos que tengan una frustración que en el futuro afecte a su conducta psicosocial. No creo en la necesidad de no publicar los marcadores, en no hacer constar a los goleadores ni en otras ideas para no reflejar la realidad, que es simplemente que un equipo ha sido mejor que el otro.

 

Pero me gustaría reflexionar sobre cuáles son los objetivos del juego a edades tempranas. No creo que lo más importante deba ser ganar o la competición, lo fundamental es que el jugador sea cada día mejor, que sepa hacer cosas nuevas, que perfeccione sus habilidades y para eso debe enfrentarse a retos estimulantes y cuando las diferencia entre equipos son tales que faciliten las goleadas escandalosas, ni unos ni otros se motivarán para esas metas.

 

Me permitiré también una reflexión sobre los máximos responsables de esos equipos que golean, los entrenadores propongan a los jugadores nuevos retos táctico-estratégicos y no piensen solo en hacer goles, tienen muchas posibilidades para que tales deferencias se vean reducidas, ambos equipos disfrutaran del partido y ganaran los mejores.

 

Please reload

Patrocinadores
Entrevistas
Equipos de base
Horarios de entrenamiento