Redes Sociales
Clasificaciones
Las "Otras noticias"

El partido que nos cambio...

21 de diciembre, 21:00 horas en el estadio Sánchez Pijúan de Sevilla, el balón echo a rodar y el sueño de algo imposible vio la luz, en una de las hazañas más importantes de nuestro deporte español.

Poco a poco vamos haciendo hincapié en la superación personal, un valor que es motor en muchos de los otros valores. En el futbol profesional vemos a muchos jugadores que no son precisamente una imagen donde reflejarse. Fiestas “salvajes”, evasión de impuestos, dedazos, enfrentamientos personales, con el árbitro, jugadores que se venden al mejor postor sin que haya un mínimo sentimiento de club… Esa desgraciadamente es la cara desabrida y fea….

Pero no siempre en el futbol profesional se ve esta cara de la moneda. De vez en cuando se puede ver la cara amable y esto ocurrió ese 21 de diciembre.

La selección Española venia de hacer un mundial de 1982, lamentable, por ende era “su mundial” pues fue en España. Los jugadores, la propia selección, los aficionados estaba de capa caída. Solo había mala prensa, criticas en la radio, la televisión, en los bares de turno….

Se afrontaba una dura clasificación para la Eurocopa de Francia 1984, con Holanda y la República de Irlanda como favoritas, (los Irlandesas de aquellas eran una potencia futbolística) y con nuestra selección a la expectativa.

Comenzamos sufriendo lo indecible ante Islandia a la que ganamos con un gol de Pardeza en la segunda parte y acabando con diez jugadores. En la segunda jornada, un 17 de Noviembre conseguíamos un meritorio empate a tres goles ante Irlanda aunque desperdiciamos dos goles de ventaja algo que después casi pagamos. En la tercera jornada conseguíamos un enorme resultado al ganar a Holanda por un solitario gol de Señor, al filo del descanso.

En la cuarta jornada cosechábamos el mejor resultado del grupo al ganar con autoridad a la Republica de Irlanda por dos a cero en la Rosaleda con goles de Poli Rincón y Carlos Santillana.

Hasta ese momento íbamos lideres con siete puntos, por solo cinco de Irlanda y Holanda, pero aquí llegaron resultados que nos dejaron tocados. Viajamos a la Valetta, en la isla de Malta, un equipo de bajísimo nivel, pero en un campo en donde aquello parecía un patatal, lo pasamos mal, muy mal para poder ganar. Muchos fueron los minutos en donde el dos a uno en contra campeaba en el marcador, pero no fue hasta los últimos minutos que un cabezazo de Santillana, nos daba los tres puntos al remontar hasta el dos a tres, pero dejándonos con muchísimas dudas.

Con Islandia más de lo mismo, el cero a cero parecía definitivo, pero unos instantes finales en donde nos volcamos en su área conseguíamos un solitario gol que no daba los tres puntos y afrontar el partido de vuelta con Holanda si margen de error pues una derrota casi nos dejaba fuera al golear, los de los Países bajos, de forma abultada en sus anteriores partidos.

Nuestros mayores temores se confirmaron y perdimos por dos a uno en Róterdam. El empate a un gol, con gol de Santillana por nuestra parte parecía que nos iba dar la clasificación, pero una fantástica jugada personal de Ruud Gullit les dio la victoria, los dos puntos (antaño la victoria eran dos puntos) y la clasificación, bueno… casi.

En la última jornada Holanda goleaba a Islandia por cinco a cero, pero en un buen hacer de la Española, pudimos poner el partido dias después, lo que hizo que supiésemos el resultado y lo que le teníamos que meter a Malta.

Once eran los goles en contra que teníamos ante Holanda. Teníamos que ganar de once ante una selección, la Maltesa que casi nos gana en la Valetta.

Una empresa imposible, además si tenemos en cuenta que la selección en ese momento no era lo que es ahora, los Iniesta, Pedro, Xabi… dejaban paso a jugadores de “otra raza” como Gordillo, Victor, Poli Rincón, Santillana, Maceda y un emergente Camacho. Era otra historia…. , ademas no habiamos ganado ningun partido por mas de un gol, por eso nadie creía que fuera posible la clasificación… o casi nadie.

Ese partido del 21 de diciembre, cambio la historia de la Selección y posiblemente de España… puso las bases para ser campeones varias décadas después. Si queréis saber que paso os aconsejamos que visiones la historia de ese partido, su resumen y las opiniones de esos "ESPAÑOLES" con letras mayusculas que no voilvieron a poner en el mapa. Un partido que los que lo vivimos en la primera de tve, jamás lo olvidaremos.

Ell primer video de todos, con la narración del gol por Jose Luis de las Casas, solo veintidós segundos, pero casi con toda probabilidad nos dejo marcados a toda una generación, veintidós segundos para la gloria.

“De aquellas”… todavía era posible ver el valor de la superación el valor de la garra… La furia Española….

En 1984... jugamos la Eurocopa de Francia, una Eurocopa con un nombre propio, José Luis López Arconada, el cómo se pasó de la gloria a lo más hondo de las catacumbas deportivas en solo unos segundos. Pero, esa es otra historia…

Nos quedamos con la frase de Lobo Carrasco... De repente, oímos unos golpes en la puerta cuando estábamos a punto de llegar al estadio. Unos golpes fuertes y continuados. Era Poli Rincón golpeando la puerta, que quería salir del autobús con la cara desencajada diciendo que le dejasen salir que quería estar en el campo, que los iba a matar...

Alberto. V. H.


Patrocinadores
Entrevistas
Equipos de base
Horarios de entrenamiento