Redes Sociales
Clasificaciones
Las "Otras noticias"

Del fútbol 8 al fútbol 11, el gran cambio

August 15, 2017

Muchas veces hemos oído las diferentes etapas en el futbol con respecto a las edades de los pequeños jugadores. Del futbol sala, al futbol  ocho  y de este al futbol once.

 

Entre medias el futbol siete o el futbol nueve incluso. En este artículo, analizaremos un poco el cambio del futbol ocho al futbol once actual.

 

El fútbol 8 presenta una realidad de juego distinta al fútbol 11, tanto en las acciones técnicas que se realizan como en la eficacia de las mismas.

 

Los niños deben adaptarse demasiado deprisa fútbol tras la etapa alevín, el once x once. Gigantescas  dimensiones de campo, amplísimas ocupaciones de espacios e incluso excesivas normas y reglas.

 

Es, sin ninguna duda en todas las etapas de un jugador desde iniciación a senior, la etapa en la que los jóvenes notan más el cambio de una temporada a otra.

 

De Alevines a Infantiles
En la etapa infantil se producen demasiados cambios para los jóvenes jugadores. Entran en una fase de desarrollo, donde deben jugar en un campo el doble de grande que en la anterior etapa, con un balón mucho más pesado y vasto, con 6 jugadores más de campo y numerosos cambios tácticos y físicos.

 

El juego será otro de los aspectos donde este cambio se hará patente. En un entrenamiento infantil existe una exigencia física mayor que en la etapa alevín, puesto que los niños a esta edad empiezan a tener definido su desarrollo físico, aumentando el ritmo en algunos entrenamientos, aunque siempre los haremos con balón y en situaciones de juego real. En la competición los equipos pasan a disponer de 18 convocados por partido, pudiendo realizar 5 cambios, por lo tanto pueden participar 16 jugadores en cada encuentro.

 

Cambios en la manera de jugar

Este será un año de transición también en lo táctico para los jugadores. La mayoría de entrenadores utilizará sistemas de juego totalmente diferentes de la etapa alevín:  1-3-5-2/1-4-4-2  /1-4-5-1 1-5-4-1 o 1-4-4-1-1.

 

En fútbol 11 comienzan a disminuir las goleadas que se producían en fútbol 8, ya que, al haber más jugadores y aumentar el terreno de juego, la dificultad será mayor para poder conseguirlos; además, aumenta el número de defensas, con menor número de atacantes, con lo que aumenta la dificultad para poder marcarlos. Mas o menos tres goles en el fútbol ocho alevín se equiparán a uno en el futbol once en infantiles.

 

Las características del fútbol 11, sus reglas, dimensiones del terreno y  del balón y el número de jugadores, provocan que en la mayoría de las ocasiones, los niños que vienen del fútbol 8 noten un cierto desequilibrio con su etapa anterior. El objetivo final del juego, el conseguir gol, lo verán demasiado lejos. En la mayoría de las ocasiones la defensa la verán como una gran muralla imposible de superar.

 

Al aumentar el número de jugadores, el espacio, las dimensiones del balón y las porterías, el jugador realiza un menor número de acciones técnicas, pero hay que intentar que sean con mayor eficacia. En esta nueva modalidad se producen con menor frecuencia tiros a puerta, con menor  finalidad de jugadas y, por tanto, con menos goles.

 

El pelotazo o el toque en estas edades

Los entrenadores que intenten hacer más sencilla la transición de alevín a infantil deben comenzar a desechar la habitual idea de juego del “pelotazo”, pasando a otra más acertada de toque.

 

El motivo es el siguiente: en los casos donde se sigue practicando ese juego en largo, existe generalmente poca conexión entre líneas a causa de un campo de juego exageradamente grande, para los que se inician en él, no pudiendo ocupar racionalmente el terreno de juego.

 

Los errores en el desplazamiento largo ocasionan no ocupar correctamente los lugares en el terreno de juego, provocando desorden y alteración de lo que hayamos preparado en el entrenamiento, en el que caso de haberlo ensayado.

 Bastante acertada esta reflexión

Please reload

Patrocinadores
Entrevistas
Equipos de base
Horarios de entrenamiento